Lagos Secos - En Español

Puede sorprender a la gente saber que el paisaje del Valle del Antílope alguna vez contuvo varios lagos naturales. A medida que la época del Pleistoceno se convirtió en el Holoceno, se produjeron cambios climáticos y las temperaturas comenzaron a subir; después de estos cambios, los grandes lagos finalmente se desecaron.

Estos que alguna vez fueron grandes cuerpos de agua ahora se representan como lechos de lagos secos (como los lagos secos Rogers y Rosamond) donde se estableció la Base de la Fuerza Aérea Edwards. La superficie plana y dura que queda donde una vez estuvieron estos lagos proporciona un terreno adecuado para pistas, actuando como una extensión natural del asfalto.

Las vistas de estos lechos de lagos secos son especialmente prominentes cuando se observan tomas aéreas del Valle del Antílope; pueden verse como grandes y áridas llanuras rodeadas por la habitual topografía desértica.

Aunque no hay forma de que estos lagos puedan recuperarse a su capacidad anterior, es común que estos lagos secos retengan pequeñas cantidades de agua durante las temporadas extremadamente lluviosas.


Fotos cortesía de MOAH Collections